Coinoculación en SOJA


Coinoculación en soja - Revista Agropecuaria Nuevo Siglo - Mayo 2019Científicos del INTA buscan nuevos límites en el rendimiento del cultivo de soja. Buenos resultados con la coinoculación foliar.
La inoculación de las semillas de soja con bacterias permite al cultivo beneficiarse en la asociación con bacterias (rizobios) que suministran el nitrógeno a través de un proceso llamado fijación biológica de nitrógeno (FBN).

 

El 6% del peso de los granos de soja está compuesto por nitrógeno, cuarto elemento en importancia después del hidrógeno, oxígeno y carbono, sustancias que la planta toma del aire y el agua, no así el nitrógeno, que debe tomarlo del suelo, o bien recurrir al proceso conocido como fijación biológica de nitrógeno (FBN).
En esta simbiosis la soja le provee a los rizobios carbohidratos necesarios para su desarrollo y éstos suministran nitrógeno orgánico fijado a partir de partículas elementales del aire, el cual representa el 78% del aire atmosférico, pero que se encuentra en una forma no disponible.
Estas bacterias no están presentes en los suelos, por lo que es importante para lograr buenos rendimientos de soja agregarlas a las semillas durante la siembra del cultivo en una práctica conocida como inoculación.

Coinoculación foliar
Un equipo de investigadores del INTA determinó que la inoculación foliar combinada con diferentes especies de bacterias mejoró el contenido de nitrógeno de las plantas. Resultados preliminares aplicados en soja mostraron que aumenta la cantidad de proteína y el peso de los granos.
Inoculación en Soja - Revista Agropecuaria Nuevo Siglo - Mayo 2019En el Laboratorio de Bacterias Promotoras del Crecimiento Vegetal del INTA, Mariana Puente estudia los efectos de la inoculación combinada de diferentes especies de bacterias seleccionadas sobre la planta.
La aplicación de esta técnica innovadora en soja demostró que aumenta la cantidad de proteína, el peso y el nitrógeno de los granos.
“La forma convencional de realizar la técnica de coinoculación es aplicando las bacterias seleccionadas directamente sobre las semillas. Sin embargo, la aplicación de esta técnica puede dar resultados variables y heterogéneos”, señaló Puente. La especlialista del INTA aseguró que “la inoculación foliar es una tecnología innovadora que permitiría una menor dependencia de las condiciones generales del ambiente y una potencial consistencia en los resultados”.
Azospirillum spp. y Bradyrhizobium spp. son dos de los géneros de rizobacterias promotoras del crecimiento vegetal más estudiados.
El efecto positivo de la inoculación combinada de estas bacterias se ha reportado en varias investigaciones debido a que sus efectos sobre las plantas se sinergizan, mejorando significativamente el crecimiento y desarrollo de numerosas especies vegetales de interés agrícola.
“Nuestro objetivo fue comparar la técnica de inoculación convencional con Bradyrhizobium (en semilla) con las diferentes técnicas de coinoculación que combinan tratamientos en semillas y foliar (en las hojas)”, expresó Puente quien detalló que en un ensayo realizado en invernadero y bajo condiciones semicontroladas, la coinoculación con Azospirillum de manera foliar mejoró la concentración de clorofila y el contenido de nitrógeno y de potasio.

Cambio de paradigma
Esta propuesta tecnológica innovadora representa un cambio de paradigma, debido a que replantea la dinámica de las inoculaciones –enfocadas sobre todo en las semillas–. De hecho, un estudio realizado junto con el Laboratorio de Fisiología Vegetal y de la Interacción Planta-Microorganismo de la Universidad de Río Cuarto –Córdoba– permitió describir el rol de las auxinas–fitohormonas reguladoras del crecimiento vegetal– en la nodulación y su relación con el desarrollo de las raíces laterales.
Las auxinas, grupo de fitohormonas que regulan el crecimiento de las células y tejidos vegetal, activan la velocidad del crecimiento de las plantas, especialmente en la parte superior, y determina el desarrollo de brotes laterales y raíces, hojas, flores y frutos.
“En nuestro caso, las auxinas aumentaron la probabilidad de interacción entre la planta y el rizobio. Los resultados obtenidos nos permiten especular sobre un posible modelo biológico de respuesta a la coinoculación foliar de soja con cepas de Azospirillum brasilense que favorecen el desarrollo de auxinas”, explicó la investigadora del INTA.

ResuCoinoculación en soja - Revista Agropecuaria Nuevo Siglo - Página 2 de la edición de Mayo 2019ltados
En función de los estudios realizados, la investigadora señaló que la dosis óptima de inoculación foliar para que se genere una respuesta positiva con Azospirillum fue de 9.000.000.000 unidades formadoras de colonias por mililitro de inoculante; mientras que para Bradyrhizobium fue de 6.000.000 unidades aplicadas a la semilla.
Esto demuestra que la coinoculación foliar de soja mostró mejor performance respecto a la inoculación convencional en semilla con ambos microorganismos.
En la Chacra Experimental Integrada Barrow, Buenos Aires, la aplicación foliar de Azospirillum en soja generó aumentos de 428 kilogramos por hectárea respecto a la inoculación sólo con Bradyrhizobium, mientras que con la coinoculación en semilla fue de 63 kilogramos por hectárea.
También los ensayos realizados en Bolívar mostraron resultados similares en donde la soja rindió 981 kilogramos por hectárea más con aplicación foliar de Azospirillum respecto al tratamiento sólo con Bradyrhizobium y generó un aumento de 1059 kilogramos por hectárea al compararla con la coinoculación en semilla.

 

   
Publicado el 23 May 2019
 

Información Agropecuaria

Real Time Web Analytics